Informate con Isabel

Isabel quiere compartir contigo los mejores tips saludables sobre alimentación.
¡Porque una vida sana es lo más importante! Así que, infórmate y comparte.

Ríe tanto como puedas


Reír representa una buena terapia, baja la tensión y te relaja, elimina las hormonas que tienen que ver con el estrés, se liberan toxinas y se producen endorfinas.

Báñate sin lentes


Según la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, enjabonarse con tus lentes de contacto puestos expone tus ojos a las infecciones y a la posibilidad de engendrar microbios.

Reducir el consumo de sal al día


Ingerir unos 3 gramos menos de sal al día (una cucharadita, más o menos) permitiría que las personas alcancen la cantidad máxima de consumo diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud: 5 gramos. Esta modificación de la alimentación se traduce en bajar 40% el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Practica ejercicios en casa


Practicar deporte te mantiene saludable tanto en lo físico como en lo mental, pero si no tienes tiempo de practicar un deporte, hay que imponerse a la vida sedentaria y realizar varios ejercicios fáciles en casa, como bajar y subir escaleras, flexiones y sentadillas. ¡Ten mucha fuerza de voluntad!

Come despacio y mastica bien los alimentos


De esta manera será más difícil que comas de más, pues le darás tiempo a tu cuerpo para absorber los alimentos y sentir saciedad.

Come despacio y mastica bien los alimentos


De esta manera será más difícil que comas de más, pues le darás tiempo a tu cuerpo para absorber los alimentos y sentir saciedad.

Come siempre alimentos frescos


Prefiere los productos ricos en vitaminas y ligeros para tu digestión, como las ensaladas, verduras y frutas. Añade una porción en cada una de tus comidas.

Antes de irte a dormir apaga elementos distractores


Para tener un sueño tranquilo y placentero es necesario que apagues la televisión, el computador, las consolas de videojuegos y hasta el teléfono móvil ¡Dedícate solo a dormir!

No uses tacones a diario


Aunque nos hacen ver más esbeltas y elegantes, el uso frecuente y prologando de tacones puede afectar tu salud. Trata de reducir su uso a máximo tres veces por semana.

Toma citas médicas preventivas


Prevenir siempre será mejor que curar, así que aunque no sientas ningún malestar o síntoma de enfermedad pide una cita médica al menos cada tres meses, con estos chequeos regulares podrás estar seguro de la calidad de tu salud.

Protege tus labios del frío


Las bajas temperaturas harán que tus labios se sequen, si esto ocurre evita humedecerlos con saliva, pues se produce una irritación adicional, lo mejor es usar protectores labiales hidratantes.

La buena higiene de las mascotas repercute en una buena salud para la familia


Aplícales todas las vacunas necesarias, báñalos al menos una vez al mes y cepíllalos de manera regular, así eliminarás el pelo muerto y la suciedad natural.

Que la nevera permanezca limpia ayuda a prevenir enfermedades


Para ello, lo ideal es lavarla con agua y jabón antes de meter la nueva compra de mercado, y realizar una limpieza profunda por lo menos cada tres meses.

Mantén un peso estable


Tanto el exceso como la rápida pérdida del mismo, no es recomendable para el organismo. Lo ideal es mantener hábitos saludables y constantes de alimentación y actividad física.

Involúcrate con otros


Alimenta tus relaciones , está atenta a personas afines. Apoya, comparte, hazte presente cuando te necesiten. Ayúdense a buscar soluciones, lloren, rían y disfruten juntos.

Cuídate bien, ámate


Date apoyo. Energízate . Todos los días procura comer sanamente, descansar lo suficiente, mover tu cuerpo. Estimula buenos pensamientos, está atenta a las soluciones y a las personas positivas. Reconoce y ensalza los actos generosos y los avances positivos logrados en el mundo cada día.

Refréscate y descansa


Permítete experimentar momentos de descanso estando despierta, por ejemplo mirando las nubes u observando un paisaje y dejándote llevar. Que tu mente vuele tranquila. Sueña despierta. Puedes agregar otras formas de meditación, todas ayudan a este propósito.

Libera estrés


Aparte de descansar y meditar, ayuda hacer ejercicio, disfrutar de la naturaleza, bailar, cantar, reír a carcajadas, practicar sexo. Elige las actividades que sean de tu gusto personal y realízalas a diario.

Disfruta


Date tiempo para expresar espontaneidad, como la de un niño. Incentiva momentos de creatividad, asombro y curiosidad. Acaricia tu mascota, comparte un juego de igual a igual con tus hijos, baila a tu manera, siéntete libre.

Opta por la fruta fresca y entera


Aunque los jugos naturales son beneficiosos, te recomendamos que de vez en cuando no prepares la fruta en jugo, sino que las consumas enteras, cuando se hace en jugo se pierde su fibra.

Duerme lo justo y necesario


8 horas diarias son las adecuadas para que tu cuerpo y tu mente logren descansar y recargar suficientes energías para el día siguiente, así que dentro de lo posible cumple con esta meta de descanso.

Ejercicio para el cuerpo y el alma


El ejercicio no solo te ayuda a nivel físico, también a emocionalmente, salir a trotar o montar bicicleta puede ayudarte a aclarar tu mente y alejar aquellos pensamientos que te estresan, de hecho te puede ayudar a encontrar soluciones. Ejercítate a diario para sentirte mejor contigo misma.

¿Cómo verte mejor?


La clave para verte y sentirte mejor, es quererte, mirarte con amor, mantener una actitud 100% positiva y sonreír cuantas veces sea posible.

Lleva un diario


Si, lleva un diario de lo que comes, así podrás darte cuenta si comes de más por ansiedad o estrés, reconociendo estos factores será más fácil superarlo, asesórate de un profesional.

Come muchas frutas y verduras


La mayor parte de la gente no toma la suficiente cantidad de estos alimentos que proporcionan importantes nutrientes protectores. Intenta comer al menos cinco raciones al día.

Bebe muchos líquidos


¡Los adultos necesitamos beber por lo menos 1,5 litros de líquidos al día! Y necesitamos más cantidad si hace calor o si realizamos mucho deporte. El agua es obviamente una buena fuente de líquidos pero la variedad puede ser tanto agradable como saludable.

Otras opciones son los zumos, los refrescos, el té, el café, la leche, etc.

Desayuna bien y saludable


Nuestro cuerpo necesita energía para funcionar. Después de pasar toda una noche durmiendo, los niveles de energía de nuestro cuerpo son bajos. Así pues, empieza el día con un buen desayuno, ya sea para ir al colegio o para dar una vuelta durante el fin de semana. ¡Los carbohidratos te ayudarán! Prueba a desayunar pan, una tostada, o cereales, leche, fruta o yogurt.

Recetas para niños
Recetas rápidas para la semana
Recetas saludables
Audio Isabel
Información sobre Protección de Datos | Politica de tratamiento de la informacion | Aviso de privacidad